Cargando...

martes, 27 de octubre de 2009

La gardenia no es una planta que requiera mucha luz, y prefiere que ésta no incida directamente sobre ella. Lo mejor es cultivarla en semisombra.

Puede ser conveniente que tome algo de sol de las horas en las que la luz no es muy intensa. El mejor suelo para cultivar gardenias es aquel que está bien drenado y es ácido (con un pH de entre 5 y 6,5). A menudo, requiere la ayuda de abonos con gran cantidad de potasio para que su floración, y nitrógeno, para su crecimiento.