Cargando...

jueves, 14 de enero de 2010

"A mediados del siglo XIX la superficie de Barcelona era de 427 hectáreas." La ciudad de los prodigios, Eduardo Mendoza.

A mediados del siglo XIX la superficie de Barcelona era de 427 hectáreas. En esas fechas París disponía de 7.802 hectáreas [...]. La densidad de habitantes por hectárea es igualmente reveladora: 291 en París, [...], 700 en Barcelona. ¿Por qué no se derribaban las murallas?

La ciudad de los prodigios, Eduardo Mendoza.

(Que vivían como sardinas en lata, vaya)