Cargando...

martes, 19 de enero de 2010

Hasta 1853 los ascensores no eran usados por personas debido a la falta de seguridad. Fue entonces cuando Otis patentó su sistema de frenado.

El primer elevador conocido, desarrollado por Arquímedes en el año 236 a.C., estaba basado en un sistema de poleas y era accionado por fuerza motriz humana. No fue hasta 1835, en una fábrica de Inglaterra, cuando se usó por primera vez un ascensor autopropulsado gracias a la máquina de vapor. Sin embargo, hasta 1853 los ascensores no eran usados por personas, debido entre otras cosas a la falta de sistemas de seguridad. En ese año Otis patentó un sistema de freno automático. En 1857 Otis diseñó e instaló el primer ascensor para personas en una tienda de Nueva York, propiciando la aparición de rascacielos.