Cargando...

jueves, 8 de abril de 2010

Uno de los posibles orígenes de la expresión "Salvados por la campana" reside en los sistemas de protección que poseían los ataudes antiguamente.

Para evitar que una persona enterrada viva por error se quedara atrapada en el ataud se ataría un hilo a la muñeca del "difunto" mientras que al final de este hilo se encontraría una campanilla que alertaría a los vigilantes del cementerio. A pesar que ciertas patentes del siglo XIX hacen referencia a este artilugio, hoy en día se considera que el origen más probable de la expresión "salvados por la campana" los combates de boxeo.



Vía: El desván