Cargando...

jueves, 10 de junio de 2010

A lo largo de la historia el médico era considerado el auténtico sanador, mientras los cirujanos se consideraban más bien técnicos o ayudantes.

De hecho, durante la Edad Media era habitual referirse a los cirujanos como "cirujano-barbero", profesión en la que además de intentar curar a los enfermos, se animaba a la población con juegos malabares, trucos de magia y otros espectáculos.

No fue hasta el desarrollo de la medicina moderna cuando la enseñanza de medicina y cirugía se agrupó en una misma formación académica, con el consiguiente aumento de prestigio de la rama de cirugía.

Vía: 1

PD. Esta nota cultural viene debida a que estoy leyendo el libro:

El médico. Noah Gordon