Cargando...

viernes, 16 de julio de 2010

El sentido del gusto se ve afectado por la presión atmosférica. Mientras los sabores dulces y salados pierden intensidad, los amargos y ácidos no.

Un reciente estudio demuestra que la presión atmosférica afecta a cómo percibimos los diferentes sabores, lo que explica el elevado consumo de zumo de tomate en los aviones, en comparación con su consumo en tierra firme.

Zumo de tomate

Fuente: Instituto Fraunhofer