Cargando...

jueves, 12 de abril de 2012

El Juicio Final, pintura central de la Capilla Sixtina, presentaba tantos desnudos que autoridades religiosas decidieron "vestir" a sus personajes.

La Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es la capilla más famosa de la Ciudad del Vaticano. Fue construida entre 1477 y 1480, por orden del papa Sixto IV, de quien recibe su nombre.

Las pinturas que decoran sus paredes fueron realizadas por Botticelli, Pietro Perugino, Luca Signorelli... e incluyen la escena de El Juicio Final o El Juicio Universal, realizado al fresco por Miguel Ángel.

A continuación una visita interactiva a este espectacular recinto:


El Juicio Final

La pintura de Miguel Ángel, terminada en 1541, provocó un gran escándalo y múltiples críticas violentas debido a la gran cantidad de figuras desnudas que se representaban en la escena del juicio final, especialmente las de parejas en posturas comprometidas.

Curiosidades: Capilla Sixtina

Así, varios obispos determinaron que el fresco no correspondía a un recinto sagrado, y acusaron a Miguel Ángel de herejía. A pesar de las peticiones para destruir el fresco, el papa Julio III era tolerante y no se preocupó por los desnudos. A su muerte, sin embargo, se decidiría la "corrección" del fresco colocando paños de pureza a todos sus personajes.

La persona que se ocupó de esta labor fue Daniele da Volterra, discípulo de Miguel Ángel, a quien, por este trabajo se colocó el sobrenombre de "Braghettone" (Pintacalzones). Miguel Ángel se enojó enormemente, no sólo por el hecho de alterar su mural, sino también porque las ropas que cubren los cuerpos se pintarían utilizando la técnica del óleo, mientras que toda la pared se encontraba pintada al fresco.

Curiosidades sobre El Juicio Final

Como curiosidad mencionar que Biaggio de Cesana, uno de los instigadores de la destrucción del freso, tendría su castigo: En la parte inferior derecha de la escena, a la entrada de los infiernos, Miguel Ángel representó a Minos, el rey del Infierno, desnudo, con orejas de burro, una serpiente enroscada a su cuerpo y con la cara de Biaggio de Cesana:

Curiosidades: El Juicio Final

Dicen que el prelado acudió lloroso al Papa Pablo III para pedirle que ordenase a Miguel Ángel que lo retirara del mural, y que éste, con un gran sentido del humor, le respondió lo siguiente:

"Querido hijo mío, si el pintor te hubiese puesto en el purgatorio, podría sacarte, pues hasta allí llega mi poder; pero estás en el infierno y me es imposible.
Nulla est redemptio."

Fuentes: 1, 2, 3