Cargando...

lunes, 31 de mayo de 2010

Los diamantes no son muy raros en la Tierra, y en general su oferta supera a la demanda. Fuera de ella existen diamantes de trillones de kilates.

En la Tierra existen millones de diamantes, con una abundancia que aumenta con la profundidad. Sin embargo, la oferta de diamantes está controlada por la compañía monopolista De Beers, que provoca una escasez artificial para mantener sus altos precios.

Si miramos al espacio exterior los diamantes tampoco son raros. El astrónomo Travis Metcalfe del Centro de Astrofísica de Harvard descubrió en 2004 una estrella muerta de 4 mil kilómetros de diámetro transformada en diamante al comprimirse después de perder su energía, convirtiéndose en un enorme diamante de 1034 kilates en la constelación de Centauro, a 50 años luz de la Tierra.


Vía: 1