Cargando...

lunes, 26 de julio de 2010

Un descendiente del manzano que en 1666 inspiró a Newton su teoría de la gravedad se encuentra en el jardín botánico de Cambridge.

Fue una tarde de 1666, cuando una manzana cayó al lado de Newton, de 23 años. Newton se preguntaba en ese momento que era lo que hacía que la Luna orbitara alrededor de la Tierra.

Se imaginó que, como la manzana, la Luna caía hacia la Tierra. Sin embargo, el movimiento transversal de la propia Luna hacía que "se pasara por el lado" de la Tierra, y así la caída nunca se llegaba a consumar.

Newton concluyó que la tierra atraía a los objetos con una determinada fuerza. Sólo le restaba ponerle un nombre a esa fuerza.

El arbol de la manzana de Newton

Fuente: 1