Cargando...

jueves, 11 de noviembre de 2010

La expresión "entre la espada y la pared" ya tenía su equivalente en la Grecia clásica: "entre Escila y Caribdis".

"Entre la espada y la pared" es una expresión que significa estar en una situación comprometida y sin salida aparente. Mientras que el origen de la forma española de esta expresión (en inglés se dice "entre la roca y la pared") proviene del esgrima, la idea subyacente es mucho más antigua.

Estar entre la espada y la pared

En la mitología griega se cuenta que en el estrecho Messina, entre Italia y Sicilia habitaban dos monstruos, Escila y Caribdis. Escila era una ninfa que se había transformado en un monstruo de 7 cabezas, y habitaba en uno de los extremos del estrecho al acecho de incautos marineros. Por otra parte Caribdis, en el otro lado del estrecho, tragaba enormes cantidades de agua generando remolinos que absorbían todo lo que se ponía a su alcance.

Entre Escila y Caribdis

Los lados del estrecho estaban tan cercanos entre sí, que esto dió origen a la expresión "entre Escila y Caribdis" con el significado de estar entre dos peligros de forma que alejarse de uno implica caer en el otro.

Saber más: 1, 2