Cargando...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El color del fuego depende de la mezcla de gases que lo forman, de sus proporciones, y de la temperatura a la que se produce la combustión.

El fuego es una combinación de gases calientes en los cuales se produce una reacción química que desprende energía. Cuando observamos una llama, estamos viendo la parte de esa energía en forma de luz visible.

Color del fuego

La longitud de onda, y por tanto el color, de la luz emitida por una llama depende de la composición de la mezcla de gases, de sus proporciones, y de la temperatura de la misma. Así, las partículas sólidas incandescentes del combustible dan a la llama sus coloración característica, desde el rojo oscuro a los 600-800ºC, el naranja y el amarillo en los 1100-1200ºC, hasta llegar al blanco deslumbrante por encima de los 1500ºC.

Así, por ejemplo, cerca del centro de una llama se observan tonalidades más azuladas debida a la alta proporción de oxígeno y mayor temperatura, mientras que en su parte superior se observan tonalidades rojizas debido a la menor temperatura.

Saber más: 1