Cargando...

martes, 15 de febrero de 2011

En tiempos de la República, los ciudadanos (aristócratas) romanos tenían tres nombres (sistema conocido como tria nomina): prænomen, nomen y cognomen.

El primero, el prænomen, que se daba al individuo en la ceremonia bautismal, era el usado en el ámbito familiar o entre amigos íntimos. En las inscripciones, se lo escribía en forma abreviada. En las familias había una tendencia a usar repetidamente el mismo prænomen: era muy común que el primogénito se llamara igual que su padre.


El segundo, el nomen, nombre (hereditario) del clan (gens) al cual pertenecía el individuo, era el que se usaba en la mayor parte de las circunstancias, sobre todo cuando el hombre no tenía el tercero (caso de quienes no pertenecían a la aristocracia).

El tercero, cognomen, era el nombre (hereditario) de la rama del clan a la cual pertenecía el individuo y el que se usaba más frecuentemente. En las ceremonias y en las circunstancias formales se usaban los tres nombres. Ejemplos de nombres completos:

(1) Cicerón: Marcus (M.) Tullius Cicero
(2) Julio César: Gaius (C.) Julius Caesar
(3) Virgilio: Publius (P.) Vergilius Maro

Via: 1