Cargando...

lunes, 14 de marzo de 2011

La poda FIM es una técnica de superproducción para los cultivos de interior generando entre 3 y 8 nuevos brotes. Y fue descubierta por error.

Un día un cultivador intentó hacer una poda apical convencional, consistente en eliminar el brote apical o superior en una planta en crecimiento con el fin de provocar que broten dos nuevas ramas principales. Sin embargo cortó sólo una parte del brote.

Al darse cuenta de que no había cortado el brote entero exclamó "Fuck, I missed!" (Joder, fallé!), lo que acuñó esta técnica con el acrónimo poda FIM. El resultado fue la formación de múltiples ramificaciones, pudiendo aparecer entre 3 y 8 nuevas ramas en lugar de las 2 de la poda apical, lo que incrementa la producción en cultivos de interior.


La técnica FIM fue publicada de forma anónima en la revista High Times en el número de julio de 2000. La técnica se hizo legendaria desde que aquel cultivador escribió que "esta técnica puede revolucionar el cultivo de interior".