Cargando...

miércoles, 15 de junio de 2011

El pez luna (Mola mola) es el pez óseo más grande del mundo con ejemplares que alcanzan más de 3 m de longitud y superan las 2 toneladas.

El pez luna parece una gran cabeza de pescado sin cola. No posee cola ni pedúnculo caudal, ya que la aleta caudal fue sustituida por una estructura redondeada llamada clavus, que le da su forma característica. El cuerpo está aplastado por los lados, lo que le confiere una forma larga y ovalada visto de frente. Las aletas pectorales son pequeñas y tienen forma de abanico; sin embargo, las aletas dorsal y anal son más largas y, cuando las extiende, es tan largo cómo alto.

Su longitud media de 1,8 metros y su peso medio de una tonelada, aunque hay registros de ejemplares de hasta 3,3 m de longitud, 4,2 m entre aletas y hasta 2.300 kg de peso. Se alimenta principalmente de varios tipos de zooplancton gelatinoso como las medusas, de las que consume grandes cantidades para poder desarrollarse y mantener su gran tamaño. Apenas tienen depredadores, aunque pueden ser presas de leones marinos, orcas y tiburones.


Su aspecto inicial, sin embargo, es totalmente diferente, sobre todo en cuanto a tamaño. Las hembras de esta especie pueden producir hasta 300 millones de huevos, más que cualquier otro vertebrado conocido. Los alevines del pez luna parecen pequeños peces globo con grandes aletas pectorales, una aleta caudal y espinas corporales que no tienen los ejemplares adultos. Éstos miden apenas unos milímetros y son vulnerables a multitud de depredadores. Los que sobreviven multiplican su tamaño miles de veces, pero aún no se ha podido determinar con exactitud su ciclo y su ritmo de crecimiento, aunque hay constancia de que un ejemplar joven del Monterey Bay Aquarium (California) aumentó de peso de 26 a 399 kg y alcanzó una altura de casi 1,8 metros en quince meses.

Pez luna

Fuentes: 1, 2