Cargando...

lunes, 19 de septiembre de 2011

El pintoresco estilo arquitectónico de Nueva Orleans conocido como camelback se deriva de una política tributaria única en el mundo.

"Una visita a Nueva Orleans puede enseñarnos cuán profundamente las personas pueden llegar a reaccionar ante las señales de precios. Esta ciudad exhibe un estilo arquitectónico único –el conocido como camelback (joroba de camello)-, que se fundamenta en la elusión de impuestos. A finales del siglo XIX, las viviendas se gravaban según la cantidad de plantas que una casa poseía en su fachada, razón por la cual el diseño de estas casas contemplaba una sola planta en su fachada y más de una en la parte de atrás. Este tipo de viviendas resultaba encantador, pero si en realidad fuera un diseño práctico, se hubiera puesto de moda en todas partes."

Tim Harford, El economista camuflado.

Es decir, que una política tributaria puede afectar incluso al estilo arquitectónico de una ciudad: