Cargando...

jueves, 17 de mayo de 2012

Cuando una doncella se transforma en una herida: la historia oculta detrás del cuadro "El hombre herido", de Courbet.

Gustave Courbet (1819–1877) fue un pintor francés y se considera el fundador y máximo representante del realismo. Un autor definido por quienes lo conocieron como ególatra, obsesivo, impulsivo, excesivo, generoso y apasionado:

"Si dejo de escandalizar, dejo de existir",
Courbet

Sin embargo, lo que mucha gente ignora es que algunas de sus pinturas presentan historias ocultas. Y es que bien por deseo o por necesidad este pintor solía reutilizar los lienzos y pintar sobre antiguas pinturas.

El hombre herido

Un caso interesante es el cuadro cuadro "El hombre herido", que muestra una imagen del autor yaciendo con una romántica herida en el pecho:

El hombre herido - CourbetEl hombre herido (Autorretrato),
Gustave Courbet

Sin embargo, un estudio mediante rayos X muestra que bajo esta composición se encuentra otra anterior en la que el autor aparecía abrazando a una joven doncella. La composición es similar al boceto siguiente, también del autor:

Historia del hombre herido de CourbetSiesta campestre, Gustave Courbet
Grabado similar a la pintura que apareció bajo El hombre herido

Historia de un cuadro

Parece claro que en cierto punto de la elaboración del lienzo el pintor decidió eliminar a la mujer, sustituyéndola por una herida en el pecho, como símbolo de un corazón desgarrado. Se cree que la figura borrada podría haber representado a Virginie Binet, supuesta amante del artista que lo abandonó en 1851.

Aunque probablemente Coubert se haya llevado a la tumba el secreto de quién fue verdaderamente esta doncella, sí se sabe que "El hombre herido" fue uno de los pocos cuadros que Courbet quiso conservar a lo largo de su vida, no permitiendo nunca su venta. Esto sugiere que la herida del Coubert verdadero fue tan profunda como la del Coubert retratado.

Saber más: 1