Cargando...

lunes, 12 de julio de 2010

Al menos hacen falta dos pigmentos visuales para poder discriminar longitudes de onda. Los pulpos sólo poseen uno y por tanto no pueden ver en color.

La mayoría de los cefalópodos sólo poseen un pigmento visual, la rodopsina. Aunque también se podrían diferenciar colores con un sólo pigmento si la retina presentase varios bancos de receptores (por ejemplo, capas dobles de bastones), estudios fisiológicos basados en electroretinogramas, junto con diversas experiencias de aprendizaje apoyan las tesis de la visión monocromática.


Polarización pulpo

A pesar de que no parecen tener visión de color, pueden distinguir la polarización de la luz. En un medio acuático esta polarización permite al pulpo saber en todo momento donde está arriba y abajo. Una respuesta automática mantiene los ojos del pulpo orientados de modo que la raja de su pupila se encuentre siempre horizontal.


Fuentes: 1, 2