Cargando...

lunes, 5 de julio de 2010

A pesar de que pueda parecer que las llaves son un invento reciente, su origen se remonta a la cultura egipcia hace más de 4,000 años.

En un comienzo las puertas se cerraban con unos pestillos de madera que se introducían lateralmente en el marco de la puerta. Estos pestillos presentaban unos pequeños orificios que permitían su fijación con varios pernos, que se introducían en los orificios sólo con la ayuda de una llave de madera. Sin embargo serían los griegos los que perfeccionaron el sistema de llaves y candados. Más adelante los romanos exploraron nuevas opciones, como estas sofisticadas llaves del siglo II d.C.:

Llaves romanas

Fuentes: 1, 2