Cargando...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Alemania tiene una tasa de recuperación de envases vacíos de cerveza, agua, refrescos de cara a su reutilización y reciclaje cercana al 98,5%.


La clave de semejante éxito en el reciclaje de envases reside en un sistema muy sencillo y es ponerle un precio al envase, de hasta, 0,25 € por botella. La primera vez que compras un producto embotellado tienes que pagar por el contenido y por la botella. Sin embargo, si devuelves la botella vacía te devuelven su precio.

Este sistema funciona desde hace más de 7 años en Alemania y ahora se intenta fomentar su implantación en España. Aquí, la mayoría de los envases (salvo los de vidrio) se deben tirar en el contenedor amarillo. La empresa Ecoembes es la encargada de su reciclaje y para ello recibe dinero de los fabricantes. Actualmente, apenas el 30% de los envases va al contenedor amarillo, el resto acaba en vertederos, en incineradoras o tirados en calles o playas.

Fuentes: 123