Cargando...

lunes, 20 de diciembre de 2010

La proyección cartográfica Albers conserva las áreas de los países, incluso si se encuentran cerca de los polos, aunque distorsiona en gran medida el mapa.

Cuando representamos la Tierra en un mapa estamos realizando una transformación de una superficie esférica en una superficie plana. Sin embargo esto pasa habitualmente desapercibido y tendemos a asociar los tamaños de los países a lo que vemos en el mapa. Por ejemplo, la proyección más utilizada en Europa es la Mercator. En este tipo de mapas se observa que Groenlandia es enorme, de un tamaño similar a África:


Sin embargo la superficie real de Groenlandia es de unos 2 millones de km² mientras que el tamaño de África es de 30 millones de km². Casi nada.

Otras proyecciones son más adecuadas para los países cercanos a los polos. La proyección Albers tiene la propiedad de que el área encerrada por cualquier par de paralelos y meridianos se conserva en el mapa cartográfico. Sin embargo, para lograr esto es necesario distorsionar el mapa:

Proyeccion Albers

Saber más: 1