Cargando...

lunes, 13 de diciembre de 2010

O Coído Fenicio es el puerto gallego más antiguo aún en activo. Sin embargo no se sabe con certeza la fecha de construcción del mismo.

La escollera del Puerto de Bares, conocida popularmente como O Coído, se considera el puerto gallego más antiguo de los que aún siguen en activo. Sin embargo no existe unanimidad sobre su origen.


La corriente más extendida habla de un puerto fenicio construido en el siglo VII a.C. Esta teoría parte del arqueólogo Federico Maciñeira, que sostiene que el puerto fue construido como lugar de refugio para navegantes fenicios en su ruta marítima hacia el Norte de Europa. Entre otras, Maciñeira articula su teoría en el descubrimiento de monedas púnicas en unas excavaciones que encabezó entre los años 1930 y 1932.

Una segunda teoría sostiene que la construcción de la escollera data de la baja Edad Media cuando en la zona había una destacada industria ballenera. Aquellos que sostienen esta teoría, principalmente J.L. Naveiro, afirman que una obra de tal envergadura debería estar recogida en documentos del siglo X que tratan sobre el comercio en la zona. Sin embargo, en ellos no se hace referencia alguna al mismo.

La teoría que va ganando adeptos con el paso del tiempo habla de un Coído de origen romano. Se fundamenta en diferentes excavaciones en las que se hallaron factorías y recipientes de salazón, así como un mosaico que dataría del siglo I a.C.

Estaca de Bares

Por último existe una leyenda muy apegada a las creencias populares gallegas. Esta no sitúa la construcción de la escollera en una época concreta, sino que considera O Coido como una obra megalítica de raíces espirituales y funerarias. Sus defensores argumentan la escasa utilidad del puerto como refugio, debido a lo remoto de la zona y las difíciles comunicaciones del lugar. De este modo sólo se entiendería la construcción de semejante obra como consecuencia de una creencia de carácter mágico en la que los diferentes visitantes aportaban su "pequeño granito de arena".

Fuentes: Celtiberia, La Voz de Galicia, Puerto de Bares