Cargando...

martes, 10 de mayo de 2011

La sinestesia es una peculiar cualidad sensorial: a partir de la estimulación en uno de los sentidos se produce una respuesta automática en otro.

La sinestesia es una facultad poco común que tienen algunas personas, que consiste en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial particular a partir de estímulos de otra modalidad distinta. Dicho de otra manera las personas con sinestesia pueden llegar a oir colores, ver sonidos o asignar un sabor a una determinada textura.


Se han descrito casos de personas que ven los sonidos de colores, otras a las que ciertas formas le producen olores o sabores particulares, etc. No obstante, la sinestesia se puede producir dentro de una misma modalidad sensorial. Por ejemplo, las letras, los números o las palabras, pueden producir la experiencia subjetiva de colores particulares. De hecho, este último tipo es el más abundante.

Algunos personajes conocidos eran sinestésicos. Así, por ejemplo, Baudelaire, Rimsky-Korsakov, Nabokov o Kandinsky experimentaban cierta mezcla de sensaciones de los distintos sentidos.

El particular universo cromático wagneriano proporcionó a Kandinsky una de sus primeras y más intensas experiencias sinestésicas, durante una representación de Lohengrin en Moscú: “los violines, los contrabajos, y muy especialmente los instrumentos de viento personificaban entonces para mí toda la fuerza de las horas del crepúsculo. Mentalmente veía todos mis colores, los tenía ante mis ojos”.

Improvisación 28

Fuentes: 1, 2