Cargando...

martes, 12 de julio de 2011

Sudán del Sur es desde el pasado sábado, tras su declaración de independencia, el país más joven del mundo. Sin embargo su historia se remonta mucho más atrás.

"Sudán fue el primer país africano que tras la Segunda Guerra Mundial obtuvo la independencia.

Antes había sido colonia británica, compuesta por dos partes, unidas artificial y burocráticamente: el Norte, árabe-musulmán, y el Sur, "negro"-cristiano (y animista).

Entre estas dos comunidades imperaban un antiguo antagonismo, la hostilidad y el odio, porque los árabes del norte durante años habían invadido el sur con el fin de apresar a sus habitantes, a los que luego vendían como esclavos. ¿Cómo aquellos mundos tan hostiles podían vivir en un mismo Estado independiente? No podían."


Ébano, Ryszard Kapuscinski

Sudan del Sur

La primera guerra civil entre el Norte de Sudán y el Sur estalló en 1962. El Sur exigía un estado propio mientras el Norte decidió destruir a los rebeldes. A pesar de que el detonante de la guerra es incierto (quizás debido al robo de una vaca por parte del ejército gubernamental), sus consecuencias fueron terribles: varias fuentes indican que el número de víctimas hasta el día de hoy supera el millón y medio de víctimas.

Por eso es una gran noticia que finalmente Sudán del Sur haya conseguido su independencia, a pesar de las disputas existentes sobre la forma final de las fronteras (debidas principalmente a la presencia de petróleo en la zona).

Ébano, Ryszard Kapuscinski