Cargando...

lunes, 29 de agosto de 2011

Las zeolitas, compuestas de silicio y aluminio, son minerales cristalinos microporosos que pueden ser utilizados como un tamiz molecular.

Las zeolitas (del griego, zein, ‘hervir’, y lithos, ‘piedra’) son minerales aluminosilicatos presentes en las vetas de rocas ígneas básicas, particularmente basalto. La principal particularidad de la zeolita es que se trata de un mineral poroso (de ahí su nombre) que presenta microcavidades de dimensiones moleculares de 8 a 10 angstrom.

Zeolita

Debido a su particular estructura, las zeolitas presentan múltiples aplicaciones:
  • Por ejemplo, se utilizan para ablandar el agua mediante el intercambio de iones que tiene lugar en sus cavidades.
  • En agricultura se utilizan como fertilizantes, mientras que en la ganadería son usadas como suplemento alimenticio: aumentan la eficiencia de absorción de los alimentos dado que los nutrientes quedan retenidos en sus poros facilitando una digestión más lenta.
  • Otro de sus principales aplicaciones tiene lugar en la química industrial. Las zeolitas, gracias a sus poros altamente cristalinos, se pueden utilizar como un tamiz molecular. De esta forma se usan como catalizadores y absorbentes en un gran número de procesos químicos industriales, con gran relevancia en la industria petroquímica.
Me interesé por las zeolitas después de leer que un grupo de investigación español (en colaboración con otras universidades) ha desarrollado una técnica eficaz para generar zeolitas con poros de mayor tamaño, publicando en Science. ¡Bien por José Luis!

Saber más: 1, 2