Cargando...

martes, 17 de enero de 2012

Las palabras sadismo y masoquismo tienen su origen en los nombres de dos polémicos escritores.

Origen de la palabra sadismo

La palabra sadismo proviene del apellido del llamado marqués de Sade, Donatien Alphonse Francois, aunque en realidad era un conde y no un marqués. Y es que muchas de las obras (y la vida) del marques de Sade contienen descripciones explícitas de violaciones e innumerables actos de violencia extrema por parte de protagonistas que disfrutan infringiendo dolor.

Origen de la palabra sadismo
El marqués de Sade fue educado por su tío el abate de Sade, que le dio una formación humanística muy completa. Iniciaría una carrera militar, aunque tuvo que abandonarla pronto por su escandalosa vida. A instancias de su propia madre biológica, monja, fue encarcelado en 1778 en la Bastilla, donde escribió sus obras más pornográficas e inmorales. Liberado en 1790, participaría en la Revolución Francesa. Acabaría su vida en un asilo de dementes de Charenton a instancia de Napoleón.

Origen de la palabra masoquismo

De forma similar, el término masoquismo fue utilizado por primera vez por el médico alemán Kraft Ebbing, que lo tomó del apellido del escritor austríaco Leopold von Sacher-Masoch, conocido por su obra "La venus de las pieles", con claros tintes masoquistas.

El protagonista cuenta como se había enamorado de una mujer, a la que extorsiona para conseguir que le trate como su esclavo, en formas cada vez más humillantes:
"El dolor posee para mí un encanto raro, y que nada enciende más mi pasión que la tiranía, la crueldad y, sobre todo, la infidelidad de una mujer hermosa".
El libro se convirtió al mismo tiempo en un escándalo y un éxito. En otras de sus novelas también retrató a personajes a los que les gustaba ser dominados.

Origen de la palabra masoquismo

Relacionada: La Venus del Espejo
Saber más: 1, 2