Cargando...

viernes, 4 de mayo de 2012

Elysia chlorotica: Un extraño molusco que come algas durante sus primeras dos semanas de vida para transformarse en mitad animal, mitad planta.

En las charcas poco profundas de la costa atlántica de América del Norte vive un hermoso animal en forma de hoja. Se trata de la babosa de mar Elysia chlorotica.

Elysia chlorotica

La Elysia tiene la peculiaridad de que no necesita alimentarse durante gran parte de su vida. Durante sus dos primeras semanas de vida, este curioso animal come cierto tipo de algas. En el proceso de digestión, extraerá los cloroplastos de las algas, encargados de realizar la fotosíntesis.

Babosa de mar:Elysia chlorotica

En sus primeras semanas de vida la Elysia es de color grisáceo con manchas rojizas, pero, a medida que se alimenta de las algas, adquiere una coloración verde brillante debido a que los cloroplastos de las algas pasan a formar parte de sus tejidos, presentando así una apariencia similar a la hoja de un árbol. Desde este momento, la Elysia puede realizar la fotosíntesis y obtener la energía que necesita para vivir a partir del sol.

ADN de algas

A pesar de que existen otros animales fotosintéticos, la Elysia chlorotica tiene una peculiaridad que intriga a los científicos.

Y es que los científicos descubrieron que los cloroplastos no podrían obtener todas las proteínas que necesitaban para su funcionamiento del animal. Intrigados, estudiaron el ADN de la babosa de mar y encontraron varios genes de algas en el mismo.

Mitad animal, mitad planta

Así, la Elysia, además de los cloroplastos, también había adoptado parte de la secuencia genética de su alimento, aunque se desconoce el mecanismo por el que esto pudo llegar a suceder.

Este animal se mueve así entre la frontera que separa los reinos "vegetal" y "animal".

Relacionadas:
Animales fotosintéticos
La medus invertida

Saber más: 1, 2