Cargando...

martes, 12 de junio de 2012

¿Chevalier d’Éon o Mademoiselle Beaumont? En la Francia de Luis XV vivió un diplomático, militar y espía del que todavía se desconoce su verdadero sexo.

Charles Geneviève Louis Auguste André Thimothée d’Éon de Beaumont

El misterio de este intrigante personaje comienza por su nombre, Charles Geneviève Louis Auguste André Thimothée d’Éon de Beaumont. Aunque Charles se corresponde con un nombre masculino, el nombre completo de este personaje está formado por tres nombres femeninos y otros tres masculinos.

Chevalier d’Éon, como era conocido en su primera etapa, se convirtió en uno de los abogados más jóvenes del país y entró al servicio del rey Luis XV. Aunque no tenía barba, presentaba unos rasgos delicados y mostraba cierta apatía hacia el sexo opuesto, todos lo consideraban un varón.

Chevalier d’Éon o Mademoiselle Beaumont. Espia

Sin embargo, las dudas sobre su sexo comenzarán en 1755, cuando el príncipe de Conti le encarga una misión diplomática en Rusia. En esta misión Chevalier d’Éon debería contactar con la zarina Isabel y mejorar las relaciones entre ambos países.

Un espía travestido

Para lograr una relación de amistad con la zarina, Chevalier d’Éon se vestirá como una mujer pasando a ser Mademoiselle Beaumont. Tras el éxito de esta primera misión la carrera de espionaje de Chevalier d´Eon prosigue por toda Europa, por donde se desenvuelve vestido tanto de hombre como de mujer.

En Londres se llegaron a cruzar apuestas sobre su sexo que alcanzaron las 300.000 libras esterlinas. Debido a esto, un emisario del rey le obliga a confesar su sexo. En una declaración en 1174 Chevalier d’Éon describe como a pesar de nacer mujer, su padre le obligó a hacer pasarse por un hombre para poder heredar.

Espia travesti: d’Eon

¿Mujer o hombre?

Las apuestas se pagaron y todo parecía volver a su cauce. Después de la confesión, el ahora conocido como Mademoiselle Beaumont vivió en Londres los siguientes 33 años bajo su forma femenina.

Sin embargo, el escándalo resurgiría con su muerte en 1810 a los 81 años de edad, cuando los médicos que examinaron el cadáver descubrieron que en realidad era un hombre.

Saber más: 1, 2