Cargando...

lunes, 11 de junio de 2012

El evento Carrington: La tormenta solar más fuerte jamás registrada en la historia tuvo lugar en el año 1859.

El día 2 de septiembre de 1859 el cielo visto desde gran parte de la superficie terrestre se cubrió de extensas auroras boreales y otros fenómenos atmosféricos debidos a una gran tormenta magnética.

Al mismo tiempo, los instrumentos de precisión de los laboratorios de todo el mundo se veían afectados y llegaban noticias de problemas en las líneas telegráficas, algunas oficinas de telégrafos se habían incendiado y en otras los telegrafistas resultaron heridos.

Evento Carrington

El evento Carrington

El origen de este extraño fenómeno tuvo lugar diecisiete horas y cuarenta minutos antes, cuando el Sol había emitido una inmensa llamarada de masa coronal, que alcanzó la Tierra provocando la deformación de su campo magnético y la entrada de partículas solares en la atmósfera.

Un día antes de que la tormenta solar alcanzara la tierra, Richard Christopher Carrington, un astrónomo aficionado inglés de 33 años, estaba realizando un boceto de las manchas solares en su observatorio de Redhill, Surrey. A las 11:18 observó un estallido de luz blanca que aumentó de intensidad y adoptó una forma parecida a la de un riñón. Aquí uno de sus bocetos:

Fulguracion de Carrington

Carrington se dio cuenta inmediatamente de que estaba siendo testigo de algo fuera de lo común. La tormenta solar más intensa jamás registrada se denomina fulguración de Carrington o evento Carrington en honor a este científico.

La tormenta geomagnética de 1859 se produjo cuando apenas había circuitos eléctricos además del telégrafo. Una tormenta solar de estas características hoy en día tendría unas consecuencias imprevisibles, aunque podría afectar al funcionamiento de satélites, suministro eléctrico, comunicaciones....

Relacionadas:

Saber más: 1, 2