Cargando...

miércoles, 7 de marzo de 2012

Las arañas suelen comer su tela de araña para así recuperar parte de las proteínas empleadas en su construcción.

El proceso de construcción de una tela de araña es muy costoso energéticamente, principalmente debido a las grandes cantidades de proteínas que la araña necesita para generar las fibras que conforman la tela.

Las arañas comen su tela de araña

Además, después de un tiempo la tela de araña se reseca y pierde su adhesividad, por lo que se vuelven ineficaces para la captura de presas.

Debido a esto, las arañas suelen comer su propia tela de araña para así reutilizar parte de las proteínas que contienen. Así, se puede decir que las telas de araña son un ejemplo claro de reciclaje.

Relacionada:
La tela de araña más grande del mundo
Saber más: 1